HOLA!!

¡Si habéis llegado hasta aquí es porque seguramente estáis buscando a alguien que pueda capturar en imágenes los grandes momentos del día de vuestra boda… pues dejarnos deciros que estáis en el sitio perfecto!

Somos Raúl y Mónica y somos fotógrafos de bodas en toda Extremadura y actualmente también cubrimos bodas en otros puntos de España.

Además de compañeros de trabajo somos compañeros de vida junto con nuestra perrita Lola que es la que no lleva tan bien que estemos tantas horas y a veces días fuera de casa por trabajo, jijiji.

Somos unas personas que, como a todo el mundo, les gusta reunirse con la familia, tomar unas cervecitas con los amigos, jugar con nuestra perrita, hacer maratones domingueras de series en Netflix, conocer gente nueva y sobre todo vivir historias bonitas como la vuestra.

Amamos la fotografía tanto que un día decidimos convertir nuestra pasión en nuestro medio de vida, no sin un poquito de miedo claro. Comenzamos nuestra carrera profesional con estudios profesionales en escuelas de fotografía de Madrid, estudios universitarios en Arte y sobre todo conocimientos autodidactas sobre fotografía. Pero como la fotografía de bodas está en constante cambio seguimos formándonos en diferentes workshop y seminarios de fotografía para seguir evolucionando continuamente y ofrecer siempre lo mejor a cada pareja que nos contrata. Además, somos miembros de directorios y asociaciones con gran importancia a nivel nacional e internacional lo que nos otorga una satisfacción y reconocimiento únicos.


Pero bueno, vamos a lo que realmente es importante para vosotros …

Nuestra fotografía está inspirada en nuestra filosofía de vida personal. Para nosotros la vida está llena de pequeños momentos especiales, muchos de ellos cotidianos, que son los que nos provocan la verdadera felicidad.

Es por esto que apostamos por un reportaje de boda donde contemos con imágenes la emoción, la intensidad, los nervios y la alegría que viváis en vuestro gran día de la manera más natural posible para que recordéis ese día tal y como fue. 

Tratamos cada reportaje como algo muy personal y único, preocupándonos por cada detalle y ofreciéndoos en cada momento un trato muy cercano. Siempre es emocionante preparar una nueva boda y compartir momentos preciosos con gente especial, algo que nos motiva en cada boda que hacemos.


Solo nos queda deciros que estamos muy agradecidos solo por el hecho de que nos estéis considerando para documentar el día de vuestra boda. Sabemos lo importante que es para vosotros ese día por ello nos comprometemos a ofreceros un trabajo de gran calidad que conserve todos los maravillosos momentos que vais a vivir en vuestro gran día.