Tenemos una manera particular de tratar los reportajes de boda, con una visión de ella natural, divertida y emocional. Miramos más allá de lo guapos que estéis ese día, allí donde se encuentran esos gestos, sonrisas y miradas que os caracterizan y que os hacen diferentes del resto, porque cada pareja sois completamente única, y nos encanta contar historias, especialmente la vuestra.

 

El día de vuestra boda estará lleno de MOMENTOS: momentos divertidos, momentos felices, momentos emotivos… todos serán diferentes pero todos con algo en común…  que son momentos que pasarán muy rápido. Por eso a nosotros nos encanta fotografiar esos pequeños instantes cargados de belleza y felicidad, interviniendo lo menos posible, vosotros solo tendréis que preocuparos de divertiros y disfrutar con la gente que os rodea. Tampoco queremos hacer simples réplicas de cada momento, queremos contar la historia del día de vuestra boda a través de imágenes emotivas y reales. 

 

Hay momentos del día de vuestra boda que os gustará volver a revivir y sentir tal y como fueron, y nosotros estaremos encantados de ayudaros a conservar esos recuerdos. Os prometemos toda nuestra dedicación y mimo en cada foto, al fin y al cabo no podría ser de otra manera, ya que cuando uno ama lo que hace todo trabajo está lleno de sentimiento. 

 

  En cuanto a la distancia no os preocupéis, para nosotros no es un impedimento, es una motivación para descubrir bodas preciosas.

 

NUESTRO PRIMER CONTACTO 

  Lo principal y más importante de  nuestro trabajo es la comunicación y la confianza entre nosotros, algo imprescindible para que os sintáis cómodos y relajados en todo momento. Para conseguir esto os brindaremos desde el primer contacto un trato personal y cercano mediante llamadas y reuniones para planificar detalles y aconsejaros en todo lo que podamos. 

 Con todo esto lo que queremos conseguir es que nos veáis como a unos invitados más en vuestra boda, sentirnos parte de vuestras emociones e implicarnos con vosotros, no queremos ser meros desconocidos que se mueven por vuestra boda haciendo fríos y vacíos posados.

 

¡¡NOS CASAMOS!!

Todos los recién casados coinciden en la misma idea… “demasiados preparativos y nervios para que luego el día de la boda se pase volando”. Ante esto nos replanteamos tomarnos las cosas de otra manera…  ¿Porqué esperar hasta el día de la boda para disfrutar de este nuevo camino que comenzáis juntos y no empezáis a disfrutar de vuestro compromiso desde el minuto uno? Para ello os proponemos algunas ideas que darán un toque divertido y emocionante a esta espera. 

 

*Reportaje Pre boda. 

La pre-boda consiste en una sesión fotográfica de pareja que suele realizarse unos meses antes de la boda. Se trata de una sesión informal y divertida en la que solo os tendréis que preocupar de ser vosotros mismos y disfrutar de la experiencia. Tiene una duración de 3-4 horas y se realiza en exteriores. Siempre os preguntamos si tenéis un lugar especial donde queráis hacerla, si no es así nosotros nos encargaremos de buscar las localizaciones idóneas. La realización de estas fotos no requiere una indumentaria especial, tampoco necesitáis ir a la peluquería ni a un salón de maquillaje, a menos que así lo queráis vosotros, lo mejor es ropa con la que os sintáis a gusto y os veáis guapos. De la pre-boda os entregaremos un mínimo de 50 fotografías en el  USB en máxima resolución y sin marcas de agua, para que las podáis usar donde y como queráis.

  

*Reportaje Post boda. 

Uno de los reportajes que mas nos caracteriza es la sesión de post-boda. El motivo es que  no solemos hacer el reportaje de los novios en exterior tan característico después de la ceremonia. Somos conscientes de que ese día es para vosotros enteramente, por eso no os queremos robar el valioso tiempo de un día fugaz e intenso que os pertenece, vosotros sois los protagonistas y  vosotros sois los que tenéis que disfrutar de cada segundo junto con vuestros invitados. Después de la boda quedamos una tarde, más relajados, sin prisas y sin miedo de manchar los trajes y hacemos vuestro reportaje post-boda. Os aseguramos que de esta manera tendréis unas fotos de los dos mucho más divertidas, originales e impresionantes, que las que se pudieran hacer el día de vuestra boda y  con las prisas de llegar a tiempo para la cena. Pero también podemos hacer el reportaje ese día, si para vosotros es un inconveniente volver a vestiros, simplemente os pedimos unos 30 min donde sacaremos unas poquitas fotos de recuerdo.

 

Como hemos dicho en líneas anteriores, nuestra forma de realizar los reportajes de boda se basa en contar historias reales, la historia del día de vuestra boda sin perder el más mínimo detalle, por eso siempre vamos dos fotógrafos y comenzamos nuestro trabajo desde los preparativos previos en peluquería y en casa de los novios hasta dos o tres horas de la barra libre, un espacio al que normalmente los fotógrafos no le suelen dar mucha importancia pero que nos suele dar unas fotografías magníficas. 

A lo largo del día de la boda no nos gusta intervenir demasiado, nos ceñimos a lo que sucede y eso es lo que reflejamos en nuestros trabajos.  Sois vosotros los que marcáis el ritmo en todo momento y nosotros os seguimos.

Como veréis, nuestra manera de hacer los reportajes conlleva una gran implicación, por lo que solo cubrimos una boda al día, ya que queremos dedicar todo nuestro tiempo y dedicación exclusivamente a vosotros.  

 

Pero nuestro compromiso con vosotros se extiende mucho más allá del día de la boda y de la post-boda. Cuando tengamos todo el material  procesaremos las fotografías una por una y os las entregaremos en un USB  a máxima calidad y sin marcas de agua. También os entregaremos una versión ligera de las mismas para que las podáis utilizar en redes sociales o enviarlas por mail. Al envío de las imágenes os entregaremos también una propuesta de maquetación de las páginas de vuestro álbum, la que nosotros creemos que es la más apropiada, aunque estamos abiertos a realizar los cambios que vosotros nos sugiráis. Una vez le deis el visto bueno lo enviaremos al laboratorio fotográfico para su impresión.

 

 Y ahora viene la gran pregunta 

 ¿Cuánto tarda todo este proceso? 

Pues tenemos fijado una fecha límite de entrega de 4 meses… porque como se suele decir 

 

  TODO LO BUENO SE HACE ESPERAR.

 

Seguramente cuando veáis vuestro álbum os emocionéis, incluso se os escape alguna lagrimilla, ¿pero sabéis que? Que en realidad no es en ese momento cuando vais a disfrutar más del reportaje, tampoco cuando se lo enseñéis  a vuestra familia y amigos.

Ese álbum es un trozo de vuestra historia, y como en todas las historias su valor se multiplica con el paso del tiempo.

Así que ahora os preguntamos… 

¿Cuánto estaríais dispuestos a pagar dentro de unos años por tener un recuerdo así?

 

CONTRATACIÓN  Y FORMA DE PAGO

Para contratarnos recomendamos hacerlo con la mayor brevedad posible, ya que debido a que solo cubrimos una 

boda al día las fechas se agotan con rapidez, sobre todo para los sábados en los meses de temporada alta. 

 

Para la contratación ambas partes (vosotros y nosotros) firmaremos un contrato privado donde os asegurareis todo 

lo que hemos acordado previamente sobre vuestro reportaje. A la firma de este se realiza un pago inicial del 20% 

del importe total del reportaje. El importe restante quedaría repartido de la siguiente manera:

50% en las dos semanas después de la boda

30% restante a la entrega del trabajo

 

Como veis nos encanta contar bellas historias de amor que emocionen ahora y siempre, 

pero sobre todo historias reales..

 

¿Queréis que contemos la vuestra?

 

 

       Solocitar cita para información de Bodas