Los reportajes de new born es uno de los recuerdos más bonitos que unos padres pueden tener de su hijo ya que se trata de unas imágenes tan tiernas y dulces de los primeros días de vuestro bebé que nunca os cansareis de mirar estas fotografías. Sobre todo cuando el pequeñín sea más mayor, porque los primeros meses de vida de vuestro bebé pasarán casi sin que os deis cuenta y el recuerdo de sus pequeños piececitos, sus manitas, su carita al dormir, etc. se convertirá en un tesoro familiar para siempre. Para conseguir esto nos volcamos en cada reportaje con la misma sensibilidad y ternura que desprenden los bebés obteniendo como resultado unas fotos originales, bonitas y llenas de sentimiento.

¿Cuándo debemos realizar la sesión?

Debéis tener en cuenta que para poder realizar este tipo de fotografías, vuestro bebé no debe tener más de 15 días ya que durante sus primeras semanas de vida el bebé conserva poses acurrucadas como si estuviese aún en el vientre materno y tienen un sueño tan profundo que es más fácil manejarlo sin que se despierte. A partir de los 15-30 días a los bebés les empieza a llamar más la atención todo lo que les rodea y pueden despertarse con más facilidad. Además comienzan a aparecer los primeros cólicos o gases haciendo que el pequeño esté más inquieto de lo normal.

¿Dónde se realizan las fotografías?

Las sesiones se realizan en nuestro estudio ya que está totalmente equipado y acondicionado para realizar este tipo de reportajes.  Además en nuestro estudio tenemos diferente atrezo como fondos, mantitas, cestas, etc. que usaremos para conseguir fotografías variadas de vuestro bebé.

¿Cuánto dura la sesión?

Las sesiones de recién nacido por norma general son las más largas, suelen durar entre 2y 4 horas, la mayor parte de ese tiempo se invierte en atender al recién nacido, darle de comer, cambiarlo y dormirlo cada vez que lo necesite. Por lo tanto, no debéis estresaros si se alarga, porque los bebés tienen un sexto sentido especial que les permite detectar y contagiarse del estrés o preocupación de sus padres (sobre todo de la madre) y sería más difícil relajar al bebé. No olvidéis que venís al estudio a relajaros y a disfrutar de un momento muy especial. Para ello el estudio  está preparado con todas las comodidades para que la mañana o la tarde que dediquemos al pequeño sea lo más confortable posible tanto para el bebé como para los papás.

¿Podemos salir los padres en las fotos?

¿Qué si podéis? Es casi una obligación! Je, je. Es un momento único y aunque las mamás se encuentren cansadas agradecerán tener en un futuro una foto con su bebe en los primeros días. Las fotos con los papas las solemos hacer al final de la sesión.

¿Pueden participar los hermanos?

Si por supuesto. Aunque al contrario que la foto con los padres, las fotos con los hermanos se suelen hacer al comienzo de la sesión ya que al ser sesiones tan largas los niños se cansan de estar tanto tiempo en el estudio por lo que normalmente después de las fotos con el hermanito pueden ir con el papá o algún familiar cerca del estudio que hay parques y zonas verdes donde pueden esperar mientras juegan.

¿Tenemos que llevar algo? 

No debéis preocuparos por la ropa del niño ya que en el estudio disponemos de diferentes complementos como gorritos, diademas, ropita, etc. Bastará con traer su ropa de calle y una muda. Aunque si tenéis alguna prenda u objeto especial del bebé que queréis que aparezca en las fotos no tendríamos problemas en satisfacer vuestros deseos.


Vale, me he decidido ¿cuándo tengo que reservar?

Es muy importante reservar durante el embarazo, para así poder garantizar un hueco en nuestra agenda. Reservaremos una fecha aproximada  y una vez haya nacido se reorganiza la fecha si es necesario.

 

Para más información no dudeis en visitar nuestro estudio, llamarnos que estaremos encantados de atenderos sin ningún tipo de compromiso o escribirnos a traves del siguiente enlace.